Introducción

Relaciones donde reinen la ética, la transparencia, la confianza, el compromiso, la libertad con responsabilidad, la generosidad, la colaboración y la empatía (por nombrar algunos) es una aspiración común a todos los seres humanos. Un entorno así es un ideal compartido por todos nosotros, porque estamos hablando de valores universales que nadie contestaría (no conozco a nadie que aspire a adoptar valores como la desconfianza, el egoísmo, la opresión…) y debería de ser fácil conseguir alcanzarlos, si nos propusiésemos todos a hacerlo. ¿Si todas las personas que son parte de una organización (desde los propietarios hasta el colega que acaba de incorporarse más recientemente) decidiesen de forma muy clara, intencional y comprometida relacionarse de esta forma, que pasaría? ¿Por qué no habrían de conseguirlo?   

Esta es la historia de Zeugma, una empresa en que todas las personas que la integran decidieron de forma unánime adoptar el Nuevo Estilo de Relaciones (NER) que propone el grupo NER y K2K Emocionando. Yo soy una Komuner que llevaba ya bastante tiempo deseando coordinar una transformación hacia este nuevo estilo, con el sueño de que este cambio se contagie de tal forma que el nuevo paradigma organizacional se vuelva la norma, y no la rara excepción. El equipo de Zeugma me dio la oportunidad de dar el primer paso, en un largo camino.

Estamos solo en el comienzo de un proceso que cada día nos depara sorpresas, a veces buenas, a veces malas. Un proceso lleno de emoción, lloros, alegrías, miedos e ilusiones. Y aunque esta historia todavía no tenga un final (y quizás nunca lo venga a tener), ya podemos compartir bastantes capítulos que esperemos ayuden a todos los que quieran creer en este sueño, y que quieran también ser caminantes hacia una nueva realidad.

Círculo preparado para recibir a los participantes de uno de los primeros talleres que organizamos durante la fase de diagnóstico.

Contexto

Zeugma es una empresa de ingeniería industrial fundada hace 23 años por un equipo de extrabajadores de una multinacional que cesó operaciones en Portugal. Siempre tuvieron a esa multinacional como su gran cliente y aunque también siempre aspiraron diversificar su base de clientes y crecer significativamente, lo cierto es que han mantenido la misma dimensión con algunos altibajos, durante muchos años. Esta grande dependencia de un solo cliente (llamémoslo El Cliente), colocó a Zeugma en una posición muy delicada en Diciembre de 2018, cuando El Cliente anunció unos recortes drásticos en su presupuesto de inversiones que resultó en una reducción del ~60% en el volumen pronosticado para 2019. Aunque Zeugma ya había comenzado a desarrollar una nueva división llamada Factory Automation enfocada para clientes en el sector automóvil como estrategia para reducir la dependencia de El Cliente, todavía era muy incipiente, y representaba una proporción muy pequeña del volumen total. Lo cierto era que los esfuerzos comerciales en esta área no eran constantes, porque en cuanto entraba un pedido, todas las personas se volcaban a la ejecución del proyecto y abandonaban la exploración comercial. A principios del 2019 Zeugma se encontraba en una situación difícil donde la sustentabilidad de la empresa estaba comprometida. 

Cronología de una aventura

Ya por esa altura, antes del recorte de Diciembre 2018, el dueño mayoritario de Zeugma estuvo en Bilbao explorando el estilo NER como una potencial forma de ayudar a la organización de dar el salto que necesitaba. Pero en Marzo la situación era de crisis de sobrevivencia, y Zeugma necesitaba de oxígeno. El primer paso fue negociar con El Cliente un pedido de 7 máquinas (el plan Oxígeno) para garantizar la supervivencia de Zeugma. El paso siguiente fue iniciar una fase de diagnóstico con K2K en Abril, donde se organizaron diversos talleres, se entrevistaron a todos los empleados, y se realizó un análisis de la situación financiera y socio-laboral.

En los siguientes capítulos compartiremos como se desarrolló todo ese proceso, que tuvo muchos momento decisivos y emocionantes. Y casi once meses después de aquellas primeras entrevistas al equipo Zeugma, podemos decir con confianza que la empresa está fuera de peligro inminente, que actualmente tiene una cartera de pedidos y nuevos clientes que permiten vislumbrar un futuro floreciente y unas proyecciones de crecimiento para 2020/21 significativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s