Primer paso

El primer paso a dar, para realizar un cambio organizacional y humanizar la organización, es asegurarse que tanto el CEO y la dirección de la compañía lideren el cambio. Aunque pueda parecer fácil, no es lo es, es el paso más importante y posiblemente el que más tiempo lleva.

Humanizar la organización no es un proceso, es implantar una filosofía, hay que investigarla, cuestionarla y adaptarla a cada compañía, por lo tanto es imprescindible dedicar el tiempo necesario por parte de la dirección y el CEO para que puedan comenzar.

Cómo comenzamos nosotros

El comienzo fue leer todos los libros y ver todas las conferencias sobre las nuevas culturas organizacionales, Reinventing Organizations – Frederic Laloux, Beyond Empowerment – Doug Kirkpartrick, Libros K2K – Koldo Saratzaga, el blog de Corporate Rebels, Freedom Inc. – Isaac Gets, también leímos libros de Ricardo Semlerm, estudiamos sobres sociocracia 3.0 y holocracia.

En este paso entendimos que hay principios en común, pero que nuestra compañía tiene que decidir cuáles van a ser los pilares básicos de nuestra cultura y hasta qué punto nos gustaría llevar cada pilar.

El segundo paso, no nos quedamos sólo con las teorías, sino que fuimos a visitar y a conocer las compañías que realizaron el cambio, investigamos cuáles fueron sus triunfos y dificultades más grandes. La experiencia de visitar compañías que han realizado el cambio te da seguridad de que no estamos hablando de utopías, son cambios que se pueden tocar y sentir.

En este segundo paso destacaría también el hablar con facilitadores que han acompañado a estas empresas en su camino de transformación y ver así su punto de vista, personalmente creo que es muy difícil realizar este cambio sin un facilitador externo que te acompañe.

El tercer paso fue realizar muchas charlas internas entre el CEO y la dirección para hablar de las oportunidades, los miedos, las dudas, que modelo se quería adoptar y cómo de lejos se llevarían cada uno de los principios.

Después de estos tres pasos que tardamos casi un año, decidimos que queríamos convertirnos en una empresa TEAL, donde se crearían equipos auto-gestionados con mentores que acompañarán a cara equipo, le daríamos un lugar muy importante a la plenitud como pilar que sostiene la auto-gestión y trataremos de que cada persona de la organización encuentre el hilo que une el propósito de la empresa con su propósito personal.

También decidimos cómo íbamos a medir nuestro avance:

– Mejorar cada año nuestra encuesta de satisfacción de los empleados.

– Reducir el porcentaje de rotación del personal

– Reducir los días de ausencia por trabajador

Y lo más importante: cómo se sentían nuestras personas día a día, esto lo decidimos medir de la forma más humana posible, lo que nuestro corazón y nuestras tripas sienten.

Esta decisión se tomó por unanimidad por todo el equipo de la dirección, habíamos decidido que si el 80% de la dirección no apoyaba el cambio, el cambio no se realizaría.

Ese día, 30 de Diciembre de 2015 tomamos la decisión, brindamos todos juntos y a pesar de que sabíamos que esto recién empezaba, estábamos seguros que habíamos tomado la decisión correcta, habíamos decidido remar en contra de la corriente, habíamos decidido ponerle fin a teorías de miles de años, habíamos decidido humanizar la organización.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .